poder economico de la iglesia en la edad media

Este era el poder económico que tenía la Iglesia Medieval

Se sabe que en la Edad Media la Iglesia era realmente poderosa, era la institución con mayor poder intelectual, espiritual y económico. Aunque como bien sabemos, su influencia no se limitó a solo esos ámbitos, ya que también se ayudó a mantener un gran poderío económico. ¿Cuáles eran las principales ventajas económicas de las que gozaba la Iglesia en la Edad Media?

Durante la Edad Media (Alta y Baja Edad Media) se hizo un sistema feudal de producción, en donde los señores feudales recibían la tenencia de las tierras con campesinos dependientes, mejor conocidos como siervos.

Dentro de la gran jerarquía de la iglesia, en los peldaños más altos nos encontrábamos con los “señores eclesiásticos”. Aquellos, hoy serían los obispos, eran quienes ejercían su poder desde las catedrales de las grandes ciudades, y los abades hacían lo mismo en los monasterios que se encontraban ubicados en áreas rurales.

Los señores eclesiásticos y los abades eran, de la misma forma que los nobles, poseedores de feudos, con tierras que eran habitadas por campesinos dependientes que tenían la obligación de pagarles tributos.

Los dos grupos, compuestos por los señores laicos y los eclesiásticos, funcionaban como grupos explotadores de campesinos, es un hecho que estos formaban parte de la misma clase social. Ellos, dentro de la sociedad feudal, representaban al rector más privilegiado, y en muchas ocasiones, incluso pertenecían a las mismas familias.

 Pero lo más importante no eran las posesiones de sus feudos, ya que la Iglesia tenía otra gran fuente de ingresos. Pudieron acapararse grandes cantidades de propiedades, de campesino y de señores, por medio de “donaciones”.

En las prédicas se hacían oficios religiosos, se difundía el temor al infierno y a la muerte. Según los eclesiásticos, para evitar que su alma fuera al infierno, tenían que hacer bien, y una de las formas de hacer el bien era donando propiedades a los monasterios catedrales. Esto haría que los sacerdotes rezaran por la buena vida del difunto en el paraíso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>